“UN NUEVO CONCEPTO DE VIVIR”

“UN NUEVO CONCEPTO DE VIVIR”

Hola, me llamo Jorge y tengo 31 años. Hace 7 meses era totalmente adicto a la cocaína. Había llegado a este punto después de un período largo de años de consumo, pero antes de llegar a este punto partí desde un inicio: con 14 años probé los porros por primera vez, había oído millones de veces que “se empezaba por ahí” y siempre me había reído o había pensado que no tenía por qué.
A medida que fui creciendo mi consumo del hachís se fue haciendo más constante, empecé a considerar que formaba parte de mí y, con 16 años, casi 17 probé los tripis. Este fue el paso que di a romper “el miedo” que tenía a probar otras sustancias tóxicas. Desde este punto empecé a introvertirme en el mundillo de las drogas llagando a los 18 años y probando con esta edad las pastillas.
Estuve 3 años consumiendo éxtasis y fumando porros, al principio los fines de semana y en verano y más tarde incluso a diario, aprovechaba cualquier salida para consumir. El tiempo pasó y llegué a los 21 años donde probé la cocaína.
En un principio yo defendía que todo estaba bajo control, no consumía con mucha frecuencia y pensaba que todas esas historias que oía de gente que consumía muy frecuentemente jamás me podían suceder a mí.
Mucha gente me contaba historias, en mi casa me decían de hijos de amigos de mis padres que estaban consumiendo frecuentemente y yo siempre decía: ¡Qué fuerte!. Pensaba que a mí nunca me sucedería.
Yo estudiaba Derecho en la facultad de Madrid por aquél entonces y mi consumo era esporádico (“de vez en cuando”). A medida que pasaba el tiempo mi consumo fue aumentando hasta que llegó un momento que elegí dejar la carrera y empezar a trabajar.
Fue en ese momento cuando empecé a manejar dinero y con ello a consumir frecuentemente (ya pertenecía al grupo de los que consumían frecuentemente).
Pasaron los años y llegó un momento en el que mi consumo de cocaína, acompañada de porros y alcohol, era a diario.
Yo me levantaba y desayunaba una raya, o dos, de cocaína. Y para dormir esnifaba un “puntita” (poca cantidad). Me había convertido en un adicto a la cocaína.
Hace 7 meses me di cuenta de que era un drogadicto, de que yo era esa persona de las historias que había oído a lo largo de mi vida.
Hace 7 meses me vi sumergido en una vida con cocaína, yo y la cocaína, la cocaína y yo…
En ese momento, con 31 años casi, decidí pedir ayuda. Mejor dicho, mi novia, que mucho me quiere y mis padres, “se aliaron” para que buscase una solución a mi situación que yo había terminado contando.
Gracias a ellos, que me dieron ganas de salir de todo ese mundillo busqué un centro. Un centro que apareció en mi vida, de repente, como salvación. El centro LOS MOLINOS, en la Sierra de Madrid.
Al principio fui un poco reacio pero una vez dentro conocí un maravilloso concepto de vivir y lo hice enterito.
Hoy por hoy de verdad, no tengo palabras para describirlo, sólo puedo intentar que gente que consume drogas salga de ellas por medio de ese programa y mi propósito, desde el día que terminé el programa, es hacer que gente con problemas con las drogas salgan de ellas y conozcan, sepan, que se puede vivir sin ellas.

Jorge

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s