UNA MADRE

TESTIMONIO DE UNA MADRE

Soy Charo, madre de cinco hijos, cuatro chicos y una chica. Ellos han sido siempre el motor de mi vida, ahora todos son mayores de edad y lo único que me preocupa es que sean todos felices con sus respectivas parejas. En cierta ocasión me preguntaron que a que hijo quería más, mirándole a los ojos a esa persona le dije: cinco dedos tiene mi mano si me cortaran uno ¿cuál me dolería más?. Lo cierto es que cuando uno de ellos tenía un simple constipado lo atendía más que a los otros, le daba sus medicinas, lo acostaba, lo besaba y lo mimaba más.

Desde hace algunos años me di cuenta que uno de mis hijos, Jorge, estaba mal, no era él, estaba raro, estaba enfermo pues era adicto a las drogas, ¿quizás a la cocaína?, ¿quizás a los porros?, no sé, algo extraño. Mi mente quería engañarme o quizás no quería ver la triste realidad; mi niño el más listo para mí, el que yo creía que llegaría más lejos, y si llegó veréis porqué.

Temí por su vida, me volqué con él, me pidió que le llevase a un centro de desintoxicación; fuimos y nada, después psicólogos, psiquiatras,y otros sitios… nadie remedió su estado anímico en el que se encontraba.
Sufrí en silencio todas sus fechorías que cada vez eran peores, mi niño llegó a robar, mentir, vendía todo para tener dinero para la maldita droga y poco a poco se iba deteriorando físicamente y moralmente. Pagué deudas que tenía contraídas y cada día que pasaba lo veía más depresivo hasta que un día él mismo miró por Internet y dijo …mamá me ingreso en Narconon, está en Los Molinos, el programa me parece bueno; así fue, lo llevamos su padre, su hermana y su novia Carmen, que es la persona que más ha influido en su recuperación.

Lo llevamos a Los Molinos y ahora después de dos años veo a mi hijo plenamente curado y con ganas de vivir, feliz, con perspectivas de futuro, desea casarse con Carmen y seguir trabajando para ayudar a otros que se encuentran en la misma situación en la que estaba él.
Ahora soy una madre feliz y veo que he recuperado a mi hijo que lo tenía perdido. Por ello quiero elevar mi voz y dar las gracias a Narconon, porque mi hijo Jorge piensa y vive como un hombre nuevo y porque gracias al centro ha visto la luz del túnel en el que estaba metido y gracias a su novia Carmen por el amor que siempre le ha profesado.

CHARO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s