¿Cómo puedo ayudar a una persona que está consumiendo drogas?

 

consumo de drogas y rehabilitacionNo importa qué excusas ponga una persona. El consumir drogas u otras sustancias adictivas, como los inhalantes. Es peligroso y perjudicial para ellos mismos y para otras personas que están a su alrededor. La mejor manera de ayudar a una persona es hacer que deje de consumirlas. Si él se compromete a parar, y lo intenta pero falla, usted puede salvar su vida si lo lleva a un programa Narconon de rehabilitación de drogas y alcohol. En este programa él tiene una probabilidad del 70% de lograr dejar de consumir drogas. Esta es una de las mejores tasas de éxito en este campo.

“Recuperé Mi Honor”

Yo era un atleta local. Después de la preparatoria, rechacé una beca de fútbol y una de lucha libre para ir a los Marines. Estuve 8 años ahí como marine de reconocimiento anfibio.

Después de salir del cuerpo de Marines, volví a casa. Sí, lo admitiré, bebía de vez en cuando. Pero era en barbacoas y así, antes de empezar a beber mucho, y era capaz de controlarlo. Pero… en los dos últimos años ya no lo pude controlar.

Trataba de esconder el alcohol de mis hermanos, mi hermana y mis padres. Había dejado el trabajo. Y para entonces, ya tomaba 1 litro y medio al día. Lo único que me importaba era el alcohol.

Básicamente, ya no tenía una vida, no tenía a mi familia a mi lado porque me había separado de ellos. A los amigos que tenía, había dejado de hablarles. Sólo me quedaba en mi recámara, bebiendo.

Cuando llegué aquí a Narconon, no le hablaba a nadie, sólo andaba por ahí así, con la cabeza abajo. Cuando empecé en el sauna, cuanto más estaba ahí, mejor me sentía conforme eso salía de mi cuerpo. Empecé a pensar con un poco más de claridad, mi criterio ya no estaba tan nublado. Y cada día, día a día, empecé a sentirme mejor y mejor y mejor y mejor sobre mí mismo y quién era yo.

Este lugar me salvó. Realmente estaba cayendo muy rápido. Y si no hubiera venido aquí, probablemente estaría muerto. Narconon me devolvió mi vida. Me ayudó a recuperar mi orgullo, a recuperar mi honor. Estoy orgulloso de mirarme al espejo de nuevo. Ya no me da miedo mirarme al espejo. Y cuando me miro veo a un nuevo yo. Es un gran sentimiento.