La marihuana triplica el riesgo de muerte por hipertensión

Así lo pone de manifiesto un estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Estatal de Georgia, en Estados Unidos.

Fumar marihuana triplica el riesgo de muerte por hipertensión, según ha puesto de manifiesto un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Estatal de Georgia, Estados Unidos, y que ha sido publicado en European Journal of Preventive Cardiology.

En ausencia de datos oficiales sobre el consumo de marihuana, los investigadores diseñaron un estudio retrospectivo de seguimiento de los participantes de más de 20 años de la National Health and Nutrition Examination Survey, durante los años 2005 y 2006. A todos ellos se les preguntó si fumaban marihuana, la edad en la que comenzaron a fumarla y durante cuánto tiempo estuvieron fumando. Esta información se combinó con los datos de mortalidad registrados por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud en 2011.

En concreto, los científicos se centraron en la duración del consumo de marihuana y las muertes por hipertensión, enfermedades cardíacas y cerebrovasculares. Además, tuvieron en cuenta el consumo de tabaco, la edad, el sexo y la etnia de los participantes.

De los 1.213 participantes, el 34% no había fumado marihuana ni tabaco, el 21% sólo marihuana, el 20% marihuana y tabaco, el 16% esta sustancia y anteriormente cigarros, el 5% habían consumido anteriormente marihuana y el 4% sólo había fumado tabaco. La duración media entre los que habían fumado marihuana era de unos 11,5 años.

De esta forma, los científicos observaron que los que habían consumido marihuana tenían 3,42 más riesgo de morir por hipertensión. No obstante, no observaron correlación entre la marihuana y las muertes por enfermedad cardíaca o cerebrovascular.

Anuncios

La UNODC informa el incremento del 14 por ciento de cultivo de coca en Bolivia durante 2016

– En 2016, el cultivo de coca aumentó 14 por ciento en Bolivia en comparación con el año anterior, según el último Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca presentado hoy en La Paz por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) y el gobierno boliviano. Entre 2015 y 2016, la superficie cultivada se incrementó de 20.200 hectáreas (ha) a 23.100 ha, luego de cinco años de reducción continua (2011-2015).
De acuerdo al mismo Informe, las regiones de los Yungas de La Paz, del Trópico de Cochabamba y de las provincias del Norte de La Paz, respectivamente, representaron 68, 31 y 1 por ciento de las áreas cultivadas con coca en el país. Mediante el uso de imágenes satelitales y trabajo de campo, se detectó un incremento de la superficie de cultivo de coca en las tres principales regiones productoras. En comparación con 2015, el cultivo en las regiones de los Yungas de La Paz y el Trópico de Cochabamba se incrementó de 14.000 a 15.700 ha y de 6.000 a 7.200 ha, respectivamente. En las provincias del Norte de La Paz, la superficie cultivada aumentó de 150 a 240 ha.
El incremento más alto del cultivo de coca en los Yungas de La Paz se detectó en la provincia de Sud Yungas, con 1.226 ha, alcanzando las 10.535 ha en 2016. Asimismo, en el Trópico de Cochabamba, en la provincia de Chapare se registró un incremento de 953 ha de cultivo de coca, de 2.754 ha en 2015 a 3.707 ha en 2016.

Durante 2016, el Informe detectó un incremento neto de 2.900 ha de cultivos de coca y el gobierno de Bolivia informó una reducción del 40% de la erradicación, de 11.020 a 6.577 ha. El 64% de los resultados de la erradicación se logró en el Trópico de Cochabamba, el 22% en las provincias de los Yungas y del Norte de La Paz y el 14% en los departamentos de Santa Cruz y Beni.
La producción potencial de hoja de coca en el país se estimó en 38.000 toneladas, un 17% más que en 2015. Durante el mismo período, el valor total de la producción estimada de hoja de coca aumentó ligeramente de 273 a 276 millones de dólares. Esta cantidad representa el 0,8% del PIB de Bolivia y el 7,3% del PIB del sector agrícola.

El Informe también detectó el cultivo de coca en seis de las 22 áreas protegidas a nivel nacional. En estas áreas, se identificó una superficie total de 253 ha de cultivo de coca, 49 ha más que el año anterior. El parque nacional más afectado por el cultivo de la coca fue Carrasco, seguido por Apolobamba, Cotapata e Isiboro Sécure.
Estas cifras reflejan los principales hallazgos del último Informe de monitoreo de cultivos de coca en Bolivia, realizado en el marco del Programa de Apoyo de la UNODC a la Implementación del Plan de Acción de la Estrategia de Lucha contra el Narcotráfico y Reducción Cultivos Excedentarios de Coca del Estado Plurinacional de Bolivia, financiado por la Unión Europea y Dinamarca.

De acuerdo con los datos del gobierno, la cantidad de hoja de coca comercializada en los dos mercados autorizados -Villa Fátima y Sacaba- fue de alrededor de 22.000 toneladas en 2016, equivalente al 58% de la producción total estimada. El 92 por ciento de la hoja de coca comercializada legalmente se efectuó en Villa Fátima, mientras el restante 8 por ciento se realizó en Sacaba. El precio promedio ponderado de la hoja de coca en estos mercados autorizados disminuyó en un 14 por ciento, de 9,4 dólares por kg en 2015 a 8,1 en 2016.

El gobierno también informó que las incautaciones de hoja de coca disminuyeron en 2% y las de cocaína base en 4%, es decir, de 362 a 353 toneladas y de 12,7 a 12,2 toneladas, respectivamente. Entretanto, las incautaciones de clorhidrato de cocaína aumentaron 107 por ciento, de alrededor de 8,6 a 17,7 toneladas.

En declaraciones a la prensa, Antonino De Leo, Representante de la UNODC en Bolivia, expresó su preocupación por el cambio de tendencias en el cultivo y erradicación de la coca que se observó en el país. Asimismo, destacó que “el Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca de la UNODC proporciona valiosos datos, información y recomendaciones que ayudarán al gobierno a poner en marcha estrategias más efectivas para enfrentar el cultivo ilícito de coca en el país y los desafíos que plantea al desarrollo sostenible”.

EFECTOS DEL ALCOHOL

El alcohol es parte de la cultura y de la forma de vida de muchas personas.

La gente bebe alcohol, es decir, bebidas alcohólicas, para relajarse, socializarse, con motivo de alguna celebración, además de por su sabor.

Imágen de efectos del alcohol

El reto para nuestra sociedad es llegar a un equilibrio entre el lugar que ocupa el alcohol en nuestra cultura y los riesgos para la salud asociados con beber en alcohol en exceso lo cual no es saludable si se realiza durante un largo período de tiempo.

Bebidas alcohólicas estándar

Una bebida alcohólica estándar contienen de media unos 10 gramos de alcohol puro. Los hoteles y los restaurantes suelen servir bebidas con alcohol en vasos o copas de tamaño estándar. El vino, sin embargo, se vende normalmente en cantidades de 140 ml o 200 ml. Las botellas que compramos para nuestro hogar no tienen un tamaño estándar. En las etiquetas de las botellas y latas de bebidas alcohólicas podemos ver la cantidad de bebida así como los grados de alcohol que tienen.

Efectos del consumo de alcohol

Cada persona responde de manera diferente al consumo de alcohol, por lo tanto, no es posible definir de forma genérica los efectos que puede tener el consumo de un cierto número de bebidas en una persona. La concentración de alcohol en sangre se puede utilizar como guía de cómo afecta una cantidad determinada de alcohol en el comportamiento.

Efectos a corto plazo

El alcohol empieza a afectar al cerebro durante los cinco minutos siguientes de haber sido consumido. Los picos de alcoholemia se muestran entre los 30 a 45 minutos después de haber consumido una bebida estándar. El consumo rápido de varias bebidas da como resultado una tasa de alcoholemia mayor porque el cuerpo sólo puede descomponer como máximo una bebida estándar por hora.

Los efectos del alcohol varían dependiendo de varios factores, entre los que se incluyen:

  • Tipo y cantidad de alcohol consumido.
  • La edad, el peso y el género de la persona que lo consume.
  • El estado físico de la persona.
  • Si hay alimentos en el estómago.
  • El momento de beber.
  • La situación en la que se bebe
  • El estado de salud mental
  • Otras condiciones de salud que empeoran por el consumo de alcohol.

Los riesgos de la intoxicación etílica

La intoxicación es la causa más común de los problemas relacionados con el alcohol, dando lugar a lesiones y muertes prematuras. Como resultado, dos tercios de los intoxicados acaban perdiendo la vida. El alcohol es responsable del:

  • 30% de los accidentes de tráfico.
  • 44% de las quemaduras.
  • 34% de las caídas y ahogamientos.
  • 16% de los casos de abuso infantil.
  • 12% de los suicidios.
  • 10% de los accidentes industriales.

Además de las muertes, hay otros efectos a corto plazo, como la enfermedad y la pérdida de la productividad en el trabajo (por ejemplo, las resacas, las infracciones de tráfico). Además, el alcohol contribuye a una conducta delictiva.

Efectos a largo plazo del consumo de alcohol

A largo plazo el consumo excesivo de alcohol está asociado con:

  • Daños en el corazón.
  • Alta presión arterial y riesgo de infarto.
  • Enfermedad del hígado.
  • Varios tipos de cáncer del sistema digestivo.
  • Otros trastornos del sistema digestivo (por ejemplo, las úlceras de estómago).
  • Impotencia y disminución de la fertilidad.
  • Aumento del riesgo de cáncer de mama.
  • Dificultades para dormir.
  • Daños cerebrales y cambios de humor y personalidad.
  • Problemas de concentración y de memoria.
  • Condiciones relacionadas con la nutrición.
  • Riesgos para el feto.

Además de los problemas de salud, el alcohol también tiene un impacto en las relaciones sociales y personales, las finanzas, el trabajo que puede derivar en problemas legales.

La tolerancia al alcohol y su dependencia

Las personas pueden desarrollar tolerancia y dependencia a diferentes sustancias. La tolerancia significa que se sienten menos los efectos que antes sentían con la misma cantidad de alcohol. La dependencia significa que el alcohol se convierte en el centro de su vida y continúan bebiendo a pesar de ser conscientes de los daños causados por ese consumo. Los dependientes del alcohol se pasan gran parte del tiempo pensando en el alcohol, su obtención, consumición y recuperación de sus efectos. Estas personas tendrán dificultades en dejar de beber o en controlar la cantidad consumida.

Combatir el alcoholismo

La persona que tiene una dependencia física del alcohol experimenta síntomas de abstinencia cuando deja de beber o reduce sustancialmente su consumo. Los síntomas comienzan generalmente entre las 6 y las 24 horas después de la última copa. Los síntomas duran unos cinco días e incluyen:

  • Temblores.
  • Náuseas y vómitos.
  • Ansiedad y nerviosismo.
  • Depresión.
  • Sudoración.
  • Dolor de cabeza.
  • Dificultad para dormir (puede durar varias semanas).

La abstinencia del alcohol puede ser muy peligrosa. En las personas que beben más de ocho bebidas estándar por día se recomienda discutir la decisión de dejar de beber con un médico con la finalidad de establecer la necesidad de un tratamiento para prevenir complicaciones posteriores.

GRACIAS A NARCONON TENGO OTRA OPORTUNIDAD DE VIVIR.

Cuando llegue a Narconon Los Molinos  no tenia ilusión por nada, pensaba simplemente que mi vida no iba tener solución, que iba a ser esclavo de las drogas y los antidepresivos, y los somníferos y el alcohol. Al entrar en Narconon para hacer el programa, yo era como un zombie, lleno de pastillas, que me habían mandado en Valencia, me pasaba el día mirando al suelo y no confrontaba a la gente, a la vez que día a día , mas  consumía mas drogas, las cuales ya no me daban el efecto que yo quería.

Entre en el programa de desintoxicación, y estaba incrédulo acerca de el, pero día a día me demostró lo contrario, y empecé a volver a tener claridad de pensamientos a pensar que tenia otra oportunidad en la vida. al acabarla estaba totalmente aliviado y con mi cuerpo y mente limpia.

Comencé el curso de objetivos y al principio no podia controlar mi intranquilidad y nerviosismo, pero después comencé a notar el efecto de este paso y estaba ahi, cómodamente y confrontando y mirando a las personas, algo  que no era capaz de hacer desde hace años.

En los cursos de destrezas para la vida, me he dado cuenta de muchas cosas en las que yo estaba equivocado, y he aprendido a controlar mi cuerpo, mis impulsos, los cuales antes me ganaban. He conseguido un gran alivio y he visto donde no tengo que volver a caer, y ahora tengo un futuro.

Tengo que agradecer al equipo de Narconon por todo el apoyo que me ha dado, sobre todo en los malos momentos.

Jose   (Valencia)

GANANCIA CURSO DE OBJETIVOS DE NARCONON.

En cuanto entre a recorrero el pirmer objetivo del programa narconon comence a pasar a traves de cosas, que algunas ni las recordaba. Al principio me costo mucho conseguirlo y en ocasiones pense que no podria con ello,pero objetivo a objetivo fui pàsando a traves de muchas cosas con un resultado mas satisfactorio. tambien me he dado cuenta de cosas mias que puedo cambiar y otras que no son lo que pensaba. Yo tenia un problema y es que siempre estaba pensado en el pasado y en las cosas negativas, lo que llevaba a ponerme mal. Con los objetivos del programa narconon, he dejado de pensar en mi pasado y vivir el presente dia a dia.

Gracias.  Jose (Valencia)

RECORRIDO DE PURIFICACIÓN EN NARCONON

He terminado mi periodo de
 desintoxicacion en la sauna y realmente puedo decir que me he liberado 
de los residuos de drogas y toxinas, ya que día a día notaba mejoría a 
nivel físico y mental y me encontraba mucho más fuerte y con 
personalidad. He tenido beneficios a la hora de respirar notaba los 
olores con más intensidad día tras día, el gusto también me ha 
incrementado muchísimo pues notaba el sabor de las comidas incluso antes
 de comerlas. También me ha ayudado a regular el sueño, poniendo en mi 
vida un horario regular, encontrándome caída día mejor.
Gracias
Hugo (Galicia)
Narconon los molinos

NARCONON LOS MOLINOS Y SU LUCHA CONTRA LAS DROGAS

A la hora de beber, existen importantes diferencias culturales: en el sur de Europa y en Latinoamérica tendemos a compartir un vino, una cerveza o unas copas  con amigos, y utilizamos el alcohol como una especie de engrasante social. Pero en el norte del Viejo Continente y en los países anglosajones, las bebidas espirituosas sirven para que los que las consumen se olviden de sí mismos y entren en un estado de -dependiendo de la ocasión- euforia, diversión, etilismo o coma.

Y para alcanzar ese estado de una manera más rápida y económica posible, en los campus universitarios del Reino Unido y de Estados Unidos se está poniendo de moda una peligrosa moda: la drunkorexia (que se puede traducir por ‘borrachorexia’).

Esta tendencia consiste en dejar de comer o hacer un intenso ejercicio físico horas antes de beber. Con estas dos peligrosas conductas, los universitarios consiguen una melopeas más rápidas y fuertes que si empezaran a beber descansados o bien alimentados.

La borrachorexia ha sido descubierta por un estudio llevado a cabo en la Universidad de Houston (Estados Unidos) en el que se analizaron los hábitos alimenticios y alcohólicos de 1.200 estudiantes. Y al parecer, 8 de cada 10 habían caído en los últimos 30 días en una conducta que se podría definir como borrachoréxica.

Algunos de ellos se purgaron vomitando, otros dejaron de comer horas antes de salir, y algunos tomaron laxantes. Estas peligrasas conductas se dan tanto en hombres como en mujeres. El Dr. Dipali Rinker, uno de los autores de la investigación, predice que la borrachorexia será en un futuro una conducta más masculina “porque los hombres siempre adoptan más riesgos para su salud y para su integridad física que las mujeres”, explica en un comunicado.

Las conclusiones del estudio han sido presentadas en la reunión anual que la Asociación para la Investigación del Alcoholismo en EE.UU. celebró el mes pasado en Nueva Orleans. Pero a pesar de que el futuro de la borrachorexia parece pertenecer a los hombres, el presente es de las mujeres: el 60% de las estudiantes de la Universidad de Houston reconocen haberse purgado o haber dejado de comer antes de beber.

“Es un nuevo fenómeno que mezcla desórdenes alimenticios para dejar de tomar calorías y reservarlas para el alcohol”, explica Alissa Knight, otra de las autoras del trabajo. El alcohol es una de las sustancias más engordantes que hay: una copa de vodka tiene 300 calorías, una de whisky aporta 245 calorías y un vaso de vino, unas 79 calorías.