Por qué el consumo de alcohol produce sensación de calor en el cuerpo

Cuando se consumen bebidas con alcohol solemos notar una sensación de calor en el cuerpo, aunque en realidad no aumentemos nuestra temperatura. Esto es porque la dilatación de los vasos sanguíneos por culpa del alcohol acelera la pérdida de calor, lo que en otras palabras, produce una sensación de acaloramiento ficticia.

 

imagen

El fin de semana es sinónimo de descanso, diversión y actividades de ocio. Para muchas personas, la llegada del viernes, sábado y domingo supone un buen momento para relajarse con familiares y amigos en fiestas o eventos sociales que traen consigo, en la mayoría de las ocasiones, el consumo de alcohol .

Cuando se toman este tipo de bebidas, a menudo notamos una cierta sensación de calor , lo que hace que una gran parte de la gente crea —erróneamente— que el alcohol ayuda a mantener o aumentar la temperatura corporal, cuando en realidad sucede todo lo contrario.

Cómo afecta el alcohol a la sensación de calor o frío

La sensación subjetiva de calor o frío depende de las terminaciones nerviosas sensibles a la temperatura que se encuentran en la piel. Dichas terminaciones son las que estiman la temperatura cutánea y, por lo tanto, son las responsables de que tengamos una sensación de frío o calor, según recuerda Ángel Luis García Villalón , catedrático de Fisiología en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.

El consumo de bebidas alcohólicas produce la dilatación de los vasos sanguíneos de la piel

El alcohol es una sustancia que produce vasodilatación, es decir, provoca que los vasos sanguíneos aumenten su diámetro interno para permitir que fluya más sangre, un fenómeno contrario a la vasoconstricción, que causa justamente lo contrario (la reducción del tamaño de las arterias, las venas y los capilares). El consumo de alcohol, por tanto, hace que las arterias cutáneas se dilaten y que llegue más sangre a la piel , apunta García Villalón. Como consecuencia, la piel se calienta al recibir más flujo sanguíneo, estimulando a su vez las terminaciones sensibles al calor.

Sin embargo, al contrario de lo que pueda parecer, la dilatación de los vasos sanguíneos por culpa del alcohol acelera la pérdida de calor, en otras palabras, procede una sensación de acaloramiento ficticia —ya que solo sucede en la piel, y no en el resto del cuerpo—. La realidad es que el consumo de bebidas alcohólicas no ayuda a resistir el frío. Así lo han confirmado diversas investigaciones sobre el efecto que tiene el alcohol en la termorregulación en condiciones de altas  y bajas temperaturas . Su impacto es tan importante que las personas que han ingerido grandes cantidades de esta sustancia pueden llegar a morir de hipotermia en un día muy frío al no ser conscientes de lo que ocurre en realidad en su organismo.

Los efectos perjudiciales del alcohol en la salud

A pesar de que el alcohol está presente en nuestra vida diaria y, especialmente, en numerosos eventos sociales, la evidencia científica actual demuestra lo dañina que resulta esta sustancia para nuestro organismo. No solo porque engañe a nuestro sistema termorregulador, sino porque beber —ya sea demasiado en una sola ocasión o de forma frecuente— tiene consecuencias perjudiciales  para el cuerpo.

El consumo de alcohol se relaciona con más de 200 enfermedades

Los Institutos Nacionales de la Salud  (NIH, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos han evaluado cuáles son sus efectos negativos. El alcohol, por ejemplo, afecta a las rutas de comunicación que emplea nuestro cerebro, causando como resultado un daño en la coordinación motora, el comportamiento o en el estado de ánimo. Esta sustancia psicoactiva también se caracteriza por provocar problemas en el hígado, el corazón, el sistema inmunológico o el páncreas.

Según la Organización Mundial de la Salud , cada año se producen más de 3,3 millones de muertes al año directamente relacionadas con el consumo de alcohol, lo que representa un 5,9% del total de fallecimientos anuales. Tomar bebidas alcohólicas, de hecho, se asocia con una amplia gama de más de 200 enfermedades. Hechos no siempre conocidos, a tenor de la alta prevalencia del alcohol  en la sociedad.

El alcohol causa más de 3,3 millones de fallecimientos al año, según datos de la OMS

Entre otras patologías, los expertos destacan trastornos mentales y de comportamiento, cirrosis hepática, algunos tipos de cáncer  y enfermedades cardiovasculares, un impacto que depende de dos factores diferenciados pero relacionados, el volumen total consumido y el patrón que se siga a la hora de beber. Además de estas patologías, es evidente que el alcohol también está detrás de muchos accidentes de tráfico o incidentes violentos, por lo que los expertos recomiendan no ingerir este tipo de bebidas.

Anuncios

La adicción a la cocaína provoca acumulación de hierro en el cerebro

Dosis de cocaína.

La adicción a la cocaína puede afectar a la forma en la que el cuerpo procesa el hierro, llevando a una acumulación del mineral en el cerebro, según concluye una nueva investigación de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido. El estudio, publicado este martes en ‘Translational Psychiatry’, plantea la esperanza de que pueda haber un biomarcador -una medida biológica de la adicción- que podría utilizarse como objetivo para futuros tratamientos.

La cocaína es una de las drogas ilícitas más utilizadas en el mundo occidental y es altamente adictiva. Un informe realizado el año pasado por el Consejo Asesor del Gobierno de Reino Unido sobre el Uso Indebido de Drogas encontró que casi uno de cada 10 de todas las personas de 16 a 59 años ha consumido cocaína en su vida. El consumo de cocaína está implicado, pero no necesariamente es la causa de 234 muertes en Escocia, Inglaterra y Gales.

Sin embargo, a pesar de los avances significativos para entender más sobre la biología de la adicción -incluyendo la forma en que el cerebro de las personas adictas a la cocaína puede diferir en la estructura- no hay actualmente un tratamiento médico para la adicción a la cocaína, por lo que la mayoría de las personas son tratadas con terapia cognitiva o habla

Un equipo de investigadores liderado por la doctora Karen Ersche, del Departamento de Psiquiatría de Cambridge, examinó el tejido cerebral en 44 personas que eran adictas a la cocaína y 44 voluntarios de control sanos. En el grupo de la cocaína, detectaron cantidades excesivas de hierro en una región del cerebro conocida como ‘globus pallidus’ (globo pálido), que normalmente actúa como un “freno” para inhibir el comportamiento.

Particularmente sorprendente fue el hecho de que la concentración de hierro en esta área estuviera directamente relacionada con la duración del consumo de cocaína, es decir, cuanto más tiempo habían consumido cocaína los participantes, mayor era la acumulación de hierro. Al mismo tiempo, el incremento de la concentración de hierro en el cerebro fue acompañado de una leve deficiencia de hierro en el resto del cuerpo, lo que sugiere que la regulación del hierro en general se interrumpe en las personas con adicción a la cocaína.

“Dado el importante papel que desempeña el hierro tanto en la salud como en la enfermedad, normalmente, el metabolismo del hierro se regula de manera estricta”, . “Sin embargo, el uso a largo plazo de la cocaína parece interrumpir esta regulación, lo cual puede causar daño significativo”

“El hierro se utiliza para producir glóbulos rojos, que ayudan a almacenar y transportar oxígeno en la sangre. Por lo tanto, la deficiencia de hierro en la sangre significa que los órganos y tejidos no pueden obtener tanto oxígeno como necesitan. Por otra parte, sabemos que el exceso de hierro en el cerebro está vinculado con la muerte celular, que es lo que frecuentemente vemos en enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o la enfermedad de Parkinson”, detalla.

Los investigadores de Cambridge ahora intentan identificar los mecanismos precisos por los cuales la cocaína interactúa con la regulación del hierro. Ersche cree que el mecanismo más probable es que la cocaína altere el metabolismo del hierro, posiblemente reduciendo la absorción de hierro de los alimentos y aumentando la permeabilidad de la barrera hematoencefálica para que entre más hierro en el cerebro, donde puede acumularse.

Aunque el exceso de hierro en el cerebro se asocia con neurodegeneración, no se sugiere que la adicción a la cocaína lleva a un mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer o Parkinson. El mecanismo que subyace al incremento de hierro en el cerebro en el Parkinson, por ejemplo, es diferente al de la adicción a la cocaína, al igual que las regiones cerebrales afectadas.

Como un micronutriente esencial, el hierro sólo se puede obtener a través de nuestra dieta y no puede excretarse, salvo por la pérdida de sangre. Los investigadores ahora quieren averiguar si los medios para corregir las alteraciones en el metabolismo del hierro podrían ralentizar o incluso revertir la acumulación de hierro en el cerebro y, en última instancia, ayudar a los individuos afectados a recuperarse con éxito de la adicción a la cocaína.

El peligro de las nuevas drogas

Derivados de fertilizantes para el campo, como la mefedrona, también conocida como comida para cáctus, aromatizantes de productos de limpieza, drogas que prometen hacer volar. Son algunos de los ejemplos de las nuevas sustancias desconocidas hasta ahora que han irrumpido en España en el último año gracias a las facilidades que ofrece Internet para comprar estas sustancias al margen de la ley.

El Sistema Español de Alerta Temprana (SEAT), coordinado por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, “dispone de información contrastada sobre la circulación en el territorio nacional de una sustancia con efectos estimulantes, denominada ALFA-PVP (conocida como “Flakka”), cuyo consumo puede producir efectos graves para la salud, incluyendo intoxicaciones agudas e incluso la muerte. La forma de presentación más habitual de la ALFA-PVP en nuestro país es la de polvo de color blanco, aunque puede presentarse como polvo de color marrón o incluso negro, cápsulas conteniendo polvo, comprimidos sin logo o con él (“Lacoste”, “Playboy”, “Homer Simpson”u otros), líquido, o incluso en forma de gominolas de diferentes colores” podemos leer en la web del Plan Nacional sobre Drogas que señala que “hasta el momento, se ha identificado la presencia de ALFA-PVP en las Comunidades Autónomas de Baleares, Madrid, Andalucía, País Vasco, Galicia, Aragón y Comunidad Valenciana“.

De ahí que exista una enorme “preocupación desde el punto de vista de la salud porque son drogas que no han sido probadas, sus efectos son desconocidos, no se sabe que dosis pueden ser letales y además  el probela es el acceso a ellas a través de internet, deben saber que pueden comprar una sustancia con efectos totalmente distintos a los que creen que pueden ser un peligro, que preocupa mucho a nivel de población sobre todo escolar”.

George Michael, una carrera de éxitos por su música y de escándalos por sus adicciones

Pasó por clínicas de desintoxicación e incluso por la cárcel por sus problemas con el alcohol, las drogas y el sexo

 El cantante británico George Michael es escoltado fuera de Highbury Corner Magistrates Court en Londres © Andrew Winning / Reuters REUTERS

La trayectoria de George Michael ha estado jalonada por sus éxitos musicales y por los escándalos en su vida privada, algunos de los cuales han llegado a ser muy públicos. Adicto durante mucho tiempo al alcohol y a las drogas, el pasado año tuvo que ingresar en una clínica suiza para desintoxicarse. El mismo reconoció entonces que se fumaba unos 25 cigarrillos de marihuana al día.

Los problemas de George Michael, una gran estrella del pop que llegó a vender un centenar de millones de discos, vienen de lejos, si bien en los últimos años parecían haberse acrecentado. Estos son algunos de ellos:

En 2011 ingresó en un hospital aquejado de una gravísima neumonía que a punto estuvo de llevarse su vida, como él mismo reconoció. Un año antes, estampó su coche contra el escaparate de una tienda. Conducía bajo los efectos del alcohol y el cannabis. Por ello, el cantante británico pasó por la cárcel de Higpoint en Suffolk (Reino Unido).

Aficionado al sexo anónimo y practicado en lugares públicos, según admitía él mismo, en 1998 George Michael admitió públicamente su homosexualidad. Fue a raíz de que fuera detenido en California por intentar seducir en unos lavabos públicos a un policía de paisano. El cantante respondió a la consecuente polémica realizando un videoclip que concluía con un apasionado beso entre dos hombres vestidos con el uniforme policial.

En más de una ocasión, el cantante defendió su modo de ser, su gusto por el cannabis y sus experiencias con drogas como el crack. “Ni siquiera veo esas cosas ya como una debilidad. Simplemente soy así”, afirmó.

En 2009, en una entrevista con The Guardian, el propio George Michael lanzaba una pulla a Elton John por su actitud paternalista: “Elton no estará feliz hasta que yo llame a su puerta a medianoche diciendo ‘Por favor, por favor ayúdame, Elton. Llévame a desintoxicarme’. Eso es algo que no va a ocurrir”, declaró Michael, que se quejaba de los repetidos intentos de la pareja por ayudarle a superar lo que el propio cantante ni siquiera ve como un problema: su adicción al sexo y su gusto por ciertas drogas.

En 2008 fue detenido en un lavabo público del norte de Londres en posesión de sustancias ilegales de clase A (crack o cocaína) y B (marihuana). En 2007 fue condenado en 2007 a 100 horas de trabajo social y a no conducir durante dos años por conducir bajo los efectos de las drogas.

NARCONON ESPAÑA

Mi nombre es Carmen. Tengo 53 años y os quiero contar mi historia porque seguramente pueda ayudar a mucha gente.

Yo era alcohólica, realmente llevaba muchos años bebiendo alcohol, no veía el problema ya que era algo muy social, pero realmente llego un momento en el que tenia la necesidad de beber , lo necesitaba para cualquier cosa, ya ni siquiera es que me fuera al bar para beber, realmente lo que hacia era beber en casa amargada, tirada en el sofá, bebía hasta quedarme inconsciente. Me daba igual mis hijos, mi casa, mi familia y todo. Os puedo asegurar que estaba totalmente sola y amargada.

Y así pasaban los días , los meses , los años, y yo sin reaccionar. Pensaba que la vida ya se había acabado para mi, que me daba igual morirme o vivir, me daba igual hasta mis hijos que lo único que hacia era alejarlos de mi. Todo el día borracha, tirada en el sofá, sola y sin esperanza de vida.

Un día acabe en el hospital, mi hígado había dicho basta, y me empece a meter en problemas. Sin embargo me dio igual y cuando salí volví a beber, ya no sabia hacer otra cosa.Y ahí empezó un calvario aun mayor. Entraba y salia del hospital, me hinchaba  llena de líquidos, mi hígado iba cada vez a peor y yo seguía bebiendo dándome igual el sufrimiento de mi familia. Acabe con cirrosis, los médicos ya me habían dicho que mi hígado ya estaba fastidiado, que mi única salvación era un trasplante de hígado , claro esta si dejaba de beber, sino me daban como dos meses de vida. Recuerdo que todo esto me lo dijeron en el hospital, mi hermana lloraba y sin pensarlo dos veces fue a Narconon a informarse de este programa, ya que ella lo conocía y le habían hablado muy bien de el. Aunque no las tenia todas conmigo ya que mi diagnostico era brutal, mi hermana decidió ingresarme en Narconon, aunque la esperanza de que saliera viva de aquella era mínima, lo intentaría. Lo mejor de todo fue lo sinceros que fueron con nosotros, pues nos dijeron que era un caso muy difícil, aun así mi hermana decidió intentarlo.

Salí del hospital, y directamente ingrese en Narconon Los Molinos. Lo primero que vi es la calidad de personas que trabajan allí, el cuidado que me dieron, eran maravillosos.

El primer mes básicamente fue para recuperarme físicamente, tomaba muchas vitaminas, todo natural que me mando la medico. Recuerdo que me me hicieron muchas ayudas que me aliviaban físicamente, empece a comer, a dormir, etc… Y recupere un montón. luego hice la sauna, despacito y poco a poco limpie mi cuerpo de todas las toxinas del alcohol y con la terapia vitaminica recupere mucho. deje de hincharme, mi cuerpo dejo de retener líquidos, comía como una lima, y podía andar bien, mi aspecto físico era increíble, me había quitado 10 años de encima.

Cuando termine el programa de sauna fui al especialista, me hicieron pruebas, y el medico se quedo alucinado, me dijo que algo de mi hígado se había regenerado y que había que ver y esperar porque a lo mejor recuperaba lo suficiente como para no tener que trasplantarlo.

Después hice el resto del programa, y descubrí el porque de haberme refugiado en la bebida, descubrí que la vida era muy bonita y que tenia tres hijos maravillosos por los que luchar, encontré sentido a mi existencia y que realmente podía ser feliz, que el alcohol me había anestesiado todas las emociones, lejos de ayudarme lo que hizo o fue apartarme del mundo real, apartarme de mis hijos, meterme en un pozo en el cual llegue a pensar que no había salida y Narconon me saco de ese pozo.

He de confesar que el programa me costo mas de lo habitual, necesite mas tiempo ya que mis condiciones físicas eran malisimas, pero ya me daba igual, había dedicado mas de 20 años de mi vida a destruirme y ya no tenia prisa por recuperarme.

De esto hace ya 3 años, salí de Narconon Los Molinos, volví a ver al medico, de hecho aun voy a revisiones, y me dijo que ya no necesitaba trasplante, que era un caso excepcional, que de alguna manera mi hígado había regenerado lo suficiente como para poder seguir con el, de los dos meses que me habían dado de vida, ya llevo tres años dando guerra, ….y lo que me queda porque se que aun puedo vivir muchos años mas, esta recuperación física ha sido gracias a las terapias naturales de Narconon. Luego lo mejor de todo es que ya no quiero beber mas, realmente le he cogido asco a beber, en Narconon me ayudaron a descubrir todas  mis posibilidades, me ayudaron a quererme a mi misma y a querer vivir.

Bueno espero haber podido ayudar a alguien, se puede salir del alcohol, se puede recuperar la vida independientemente de los años que tengas y de como estés, bueno os recomiendo que no lleguéis a los extremos que yo llegue porque me vi mas para allá que para acá.

Narconon Los Molinos creyó en mi, y es el mejor centro del mundo. Un abrazo a todo el staff, sois como ángeles y os querré toda mi vida

 

Alcoholismo en Narconon Los Molinos

El alcoholismo es una enfermedad tratable y existen muchos programas de tratamiento y enfoques que están disponibles para apoyar a los alcohólicos que han decidido solicitar ayuda para su rehabilitación.

Independientemente de cómo se diagnostica a un paciente que es dependiente del alcohol o la forma en que se dio cuenta de que tiene un serio problema de alcoholismo, siempre el primer paso del tratamiento es un deseo sincero de buscar ayuda. Los alcohólicos que son presionados socialmente o son forzados a renunciar al alcohol por otras circunstancias rara vez tienen éxito a largo plazo.

Imágen de tratamiento del alcoholismo

Incluso la mayoría de los alcohólicos que buscan ayuda por su propia voluntad tienen al menos una recaída antes de dejar el alcohol definitivamente.

El síndrome de abstinencia

Casi todos los alcohólicos que han sido diagnosticados crónicos, experimentan síntomas de abstinencia cuando dejan de beber de repente. Estos síntomas pueden variar desde leves molestias al delirium tremens, que puede llegar a amenazar su vida. Los síntomas pueden incluir confusión, alucinaciones, convulsiones, inestabilidad autonómica y muerte. Los bebedores que deciden dejar de beber deben buscar asistencia médica en antes de nada.

Aproximadamente el 95% de los alcohólicos que experimentan síntomas leves o moderados de abstinencia pueden ser tratados por médicos de atención ambulatoria, el cinco por ciento restante experimenta graves síntomas que deben ser tratados en un hospital o un centro especializado en desintoxicación.

El tratamiento en un centro de desintoxicación, proporciona un ambiente controlado y la estrecha vigilancia de los signos vitales y los síntomas de abstinencia en los pacientes. En algunos casos, el tratamiento de desintoxicación también puede incluir la administración de benzodiacepinas (tranquilizantes como el Valium, Librium, Ativan o Serax).

Instituciones para el tratamiento del alcoholismo

El proceso de desintoxicación dura de tres a siete días. Sin embargo para el alcohólico su dependencia al alcohol es sobretodo psicológica, no solo física o química. El siguiente objetivo de la desintoxicación es evitar una recaída en el consumo excesivo de alcohol.

Hay miles de instalaciones que ofrecen rehabilitación y servicios de tratamiento para el alcoholismo y la drogadicción. Los servicios ofrecidos van desde la hospitalización residencial a corto plazo al asesoramiento del paciente hasta la terapia a largo plazo. El objetivo de estas instalaciones es ayudar al alcohólico a aprender a mantenerse sobrio y a resistir la tentación de beber. Narconon Los Molinos, esta ofreciendo en estos momentos unas de las mejores intalaciones para la desintoxicaicon del alcoholismo.

http://www.dejarlasdrogas.org

 

 

 

NARCONON LOS MOLINOS. Centro de desintoxicacion de drogas y alcohol.

image